¡¡ NUEVO LIBRO YA DISPONIBLE !!

Re-equilibrado ante virus



(Esta meditación se recomienda como complemento al tratamiento y pautas prescritas por los profesionales sanitarios, para ayudar a equilibrar otras facetas del Ser)

Maestros, hoy queremos pediros, por favor, una meditación guiada para las personas que están ahora mismo pasando el proceso físico del Coronavirus; una meditación que les ayude a recuperarse y a re-equilibrarse lo antes posible. Gracias.

Cada caso es diferente, cada persona tiene diferentes bloqueos y aprendizajes que realizar.
Como ya os hemos explicado anteriormente, los virus en general lo que hacen es buscar en vuestro sistema energético esos bloqueos y ponerlos de manifiesto para que podáis resolverlos. Esos bloqueos se traducen en molestias físicas concretas.
El Coronavirus, de manera general, produce síntomas de tos, fiebre, malestar o inflamación de las mucosas de la vía aérea superior y bucal y también neumonías en los casos más graves. Los bloqueos que dan lugar a esta sintomatología pueden ser diferentes en cada persona, tendría cada persona que hacer una introspección, preguntarse a sí misma qué quiere decirle su garganta, qué le provoca la tos… 
La tos es un síntoma de… es como un perro ladrando, “le estás ladrando a algo”, le estás gritando a algo de alguna manera. Tienes que preguntarte qué es lo que te provoca esa ira contenida; es una expresión de ira contenida.
La fiebre, a nivel físico, es un sistema del cuerpo para eliminar el patógeno, porque la mayoría, el Coronavirus incluido, no resisten las altas temperaturas, por eso el cuerpo como defensa eleva su temperatura. Pero a nivel energético la elevación de temperatura está hablando de batallas internas y debes preguntarle a tu corazón qué batallas está sosteniendo, a menudo son batallas entre el corazón y la cabeza; busca cuáles son esas batallas que tienes.
También suele aparecer dolor de cabeza. El dolor de cabeza es una batalla mental. Los pensamientos negativos están activos; puedes tener un diálogo interno negativo o puedes tener un juicios negativos hacia los demás o hacia situaciones en concreto que están predominando en tu cabeza. Tu pensamiento está acumulando tensión; busca cuál es la razón que provoca esa tensión, ese cúmulo de tensión.
Las mucosas inflamadas de vías aéreas producen congestión que dificulta la entrada de aire. Puede que te sientas un poco atrapado, que te falte el aire en tu día a día. Quizá necesites bajar el ritmo de tu actividad o cambiar determinadas actividades que son para ti una carga, que no las disfrutas, o re-enfocarlas de forma que puedas disfrutar de ellas.
La mucosa bucal inflamada te va a provocar sensaciones de sensibilidad en la boca que te dificultará o te resultarán molestas a veces en el simple reposo que te provocarán necesidad de refrescar la boca, de ingerir líquidos. Quizá has perdido en parte el gusto por la vida, porque vas a la carrera, porque estás centrado en realizar tareas y no estás guardando espacios para ti mismo, para alimentar el alma, para hacer cosas que te agraden.

Vamos a quedarnos aquí, que son las personas que tendrían una sintomatología leve, que estarían en casa aisladas y son las que pueden dedicar tiempo a hacer esta meditación si así lo sienten.
Te invitamos a hacer un repaso por todos estos síntomas que hemos descrito y que te interpeles interiormente. Puedes escribir en una libreta o simplemente de manera mental ver… no se trata de pensarlo demasiado si no más bien de dejar que vengan a la cabeza espontáneamente y de manera rápida diferentes ideas, y explorar qué dice tu cuerpo con esas preguntas que te hemos planteado.

Y después de eso podéis hacer la visualización que vamos a hacer a continuación…

Puedes visualizarte tumbad@ sobre la hierba… Estás en un lugar cálido rodead@ de árboles que te cubren con una sombra agradable… Puedes sentir la hierba en tus manos, en las palmas de las manos… Puedes sentir su aroma… Entre las hojas de los árboles se filtra el sol cálido, de manera que tu piel tiene la temperatura ideal y puedes sentir cómo tu cuerpo se relaja sobre esa alfombra mullida.
A tu alrededor puedes visualizar un equipo de Seres de Luz que te rodean. Están arrodillados alrededor de ti con sus manos extendidas cubriéndote y sus corazones conectados al tuyo a través de un rayo luminoso de luz rosada. Son tus guías, seres queridos y médicos sanadores de otros planos… Puedes sentir cómo de sus manos sale una energía potente pero cálida que te envuelve. Esa energía crea como una red, puedes imaginar una red de cables luminosos que te envuelve. Es una red dorada que se adapta a ti como un guante, a tus pies, tus piernas, todo el tronco, los brazos, el cuello y la cabeza. Y a través de esta red dorada la energía de todos estos seres va infundiéndose en tus células, en tus músculos, en tus órganos. Sientes cómo todo tu cuerpo va recargándose de energía… Es una energía refrescante, renovadora, que te hace sentirte más liger@... Sientes cómo despeja tus pulmones, tu garganta, tu cabeza… cómo el aire fresco con el aroma a hierba entra en ti y va renovándote…
Ahora visualiza cómo te vas integrando en esa hierba como si te fundieras con ella, como si fueses parte de Gaia, del planeta… Puedes sentirte conectada a las raíces de los árboles, a las hojas. Puedes sentir cómo tu corazón se conecta al corazón de Gaia, cómo una luz verde-esmeralda sube desde el centro de La Tierra hasta tu corazón y puedes sentir cómo esa energía te recorre como la sabia de un árbol…
Eres liger@ y flexible como una hoja de árbol, puedes sentir incluso cómo te mece el viento… Y también puedes sentir cómo la luz dorada del sol entra de forma cálida en tus células, nutriéndolas… Puedes sentirte una pequeña célula dentro de Gaia, que crece y se transforma a la vez que ella… Puedes sentir cómo eres parte del Universo, a penas un átomo flotando entre un millón de galaxias, de estrellas… cómo sólo tienes que dejarte llevar en este viaje cósmico… cómo un átomo deja que la energía pase a través de ti…
Y ahora poco a poco siente de nuevo tu cuerpo, tus órganos, tus músculos… Siente cómo se han nutrido de toda esa energía del planeta, del cosmos del que formas parte. No debes sentirte frágil porque estás conectado a todo eso y puedes sentir la fuerza de la energía del planeta, del cosmos, del sol, a través de ti. Puedes cada día dedicar un ratito de visualización, puedes visualizar cómo se recarga tu energía, cómo bebes de La Tierra y del sol, cómo estás conectado a todo y a todos y sentirte fuerte porque formas parte de un equipo. Y puedes también sentirte conectado a todos estos Seres de Luz que te acompañan y que amorosamente se conectan a ti para ayudarte a restaurar tu campo energético.

Concédete tiempo para hacer este re-equilibrado, para tu actividad, para poder mirar en tu interior y ver qué cambios necesitas en tu vida que te conduzcan a un mayor disfrute y a una vivencia más plena.
No se trata de soportar la vida, se trata de disfrutarla. Intenta incorporar rutinas que te permitan disfrutar cada día más de cada cosa que hagas; hacer las cosas más despacio, con mayor conciencia y con más amor.
Cuida tu alimentación y tu descanso, son fundamentales para el cuerpo físico y mental.
Y sobre todo no descuides el humor. Un día sin risa es “un día perdido”, así es que procura reír cada día, porque la vida no hay que tomarla demasiado en serio, no hay que darle demasiada importancia a los pequeños problemas del día a día, hay que afrontarlos con humor y buscar siempre soluciones y alternativas desenfadadas y creativas.
Mejora tu flexibilidad, tu comprensión, tu compasión, hacia ti mismo y hacia los demás.
En definitiva quiérete mucho, porque tu propio amor es el más importante en tu vida para que puedas crecer y para que puedas tener una relación sana con los demás. Todo aquello que te gustaría que los demás te dieran dátelo tú mism@. Respétate, escúchate, acéptate, y todo lo demás mejorará.

Bueno… Vuelve a sentir el aire en tus pulmones… Escucha a tu cuerpo y mímate. En estos días de re-equilibrado mímate especialmente. Y recuerda que formas parte del todo, de un gran equipo, y eso te hace fuerte.

Besos cósmicos, amig@. Estamos contigo y junto a ti.


Maestros, Guías y Seres de Luz
a través de Pilar González