¡¡ NUEVO LIBRO YA DISPONIBLE !!

"Ámate a raudales"


           
Bienvenidos, amigos, un día más…
Es, de todo corazón, un placer recibir vuestra visita. Que abráis este espacio de comunicación con nosotros, a través de las ondas, como la radio. Como la radio, que hace compañía y comunica a tantas personas en el mundo… Pues este espacio multidimensional es igual; estamos lejos y cerca a la vez.

Hoy queremos llenar vuestro corazón de alegría. Queremos que recordéis la inocencia, la ilusión, la esperanza, el juego, la diversión por la diversión. Sabemos que estáis atravesando tiempos densos, donde la oscuridad es muy palpable. No temáis, de verdad, no temáis. Sólo es el pataleo, la frustración ante la pérdida de control y de la caída del modelo que está acostumbrado a manejar. La luz se abre paso irremediablemente y todo este pataleo lo único que hace es fortalecer a la luz, crea más conciencia, hace que más gente se dé cuenta de que hay caminos que ya no se pueden seguir transitando, que están agotados, que la humanidad se merece ser feliz, vivir en paz, disfrutar unos de otros en colaboración y armonía. No es una utopía ni un cuento de hadas, es una realidad posible y que ya se está materializando.
Cada vez hay más personas que se conectan en red, a través de las ondas o de forma presencial para hacer meditaciones, para compartir, ejercicios de yoga, tertulias y otras muchas herramientas de crecimiento personal a vuestro alcance. Cada vez hay una mayor conciencia medioambiental, un mayor respeto hacia la Madre Gaia y hacia el gran vínculo que tenéis, un mayor respeto por el reino vegetal y animal, mineral… Estas conciencias colectivas llevan milenios sosteniendo la energía que necesitabais para crecer, os han sostenido mucho tiempo. Y se sienten felices de ver que su trabajo ha dado frutos, que vuestra conciencia por fin conecta con la de ellos, que por fin les sentís, les escucháis, les abrazáis.

Vamos a hacer un pequeño ejercicio.
Queremos que os acomodéis en la postura, que reviséis vuestro cuerpo a ver si existe alguna tensión y soltéis esa zona, la relajéis, la movilicéis un poquito para relajarla. Queremos que os visualicéis sentados en una silla luminosa, ligera. Es una silla muy ergonómica, muy cómoda, como un guante para vuestro cuerpo.

Frente a vosotros vais a visualizar a vuestros guías. Ellos os abrazan tiernamente, os besan la frente y colocan una de sus manos sobre vuestro corazón y la otra sobre la palma de vuestras manos, y unen sus frentes a la vuestra en señal de respeto y amor. Quieren que sintáis todo el amor que ellos sienten hacia vosotros. Quieren que sintáis su presencia envolviéndoos, que entendáis que siempre estáis a salvo. Vuestra esencia es perfecta, incorrompible…

Ahora vais a visualizar un tubo de luz que os envuelve, que os conecta por arriba al centro del Universo, a La Fuente, a “Mamá Universo”… y por abajo se extiende hasta el centro de Gaia, hasta el mismo corazón de Gaia.
A través de este tubo podéis visualizar una luz verde-esmeralda que os envuelve. Esta luz se desplaza a través del tubo y os cubre como un baño suave y ligero. Podéis ver cómo poco a poco esa luz va calando vuestros cuerpos energéticos hasta llegar a vuestro cuerpo físico e inundar todas vuestras células.
Resplandecéis con una luz verde-esmeralda sanadora, reparadora. Esta luz oxigena todos vuestros cuerpos, os llena de vitalidad.
Visualizad cómo vuestros riñones y vuestro hígado son envueltos en esta luz, cómo se van cargando, como si de una batería se tratara. Visualizad cómo se van cargando rayitas hasta que resplandecen completamente llenos y pletóricos de esta luz. También vuestro bazo, vuestro páncreas, vuestros intestinos, y por supuesto vuestro corazón...
Esta luz actúa en vuestro corazón como un algodón mágico, disolviendo el miedo, los prejuicios, el rencor. Sentid qué liberador es soltar todo eso, borrarlo todo, resetearlo y empezar de nuevo, explorar de nuevo quién sois, qué queréis, a dónde vais…

Imaginad que os regalamos un corazón nuevo, libre de cargas… Un corazón con alas, sin miedo a volar. Un corazón confiado en esas alas. Este nuevo corazón no tiene miedo a volar porque confía en sus alas, en que sabrá aprovechar las corrientes, en que sabrá parar a descansar cuando lo necesite.
Y también vuestro cerebro, vuestra mente… está cargada con esa luz verde-esmeralda. Visualizad cómo esa luz rellena todos los surcos cerebrales, cómo atraviesa el cuerpo calloso conectando los dos hemisferios… y cómo renueva vuestros esquemas. Permitíos dejar que se disuelvan los esquemas que no os hacen felices, que son una carga…

Cada día tenéis la oportunidad de reconstruiros, pero hoy especialmente podéis elegir quién queréis ser a partir de este momento. Podéis dejar que todas las etiquetas mentales se borren con esta luz. Y no hace falta reemplazarlas, no tenéis que re-etiquetaros, no. Simplemente experimentad cosas que no hayáis experimentado. Atreveos a hacer esas cosas que deseabais hacer y siempre posponéis: leer libros, escuchar música, pintar, bailar, cantar, aprender a tocar un instrumento, modelar arcilla, cultivar un huerto o un jardín… abrazar a los árboles, hablar con los perros y los gatos, con las mariposas… Toda Gaia comunica, sólo tenéis que abrirle vuestro corazón.

Hoy puedes decidir dejar de enfadarte por las cosas que siempre te enfadas. Y puedes decidir dejar de tener prisa. Hoy puedes decidir hacer todo con más ternura. Escuchar con ternura, cocinar con ternura, hablar con ternura… Hoy puedes reinventarte y sorprenderte a ti mismo haciendo cualquier cosa que nunca pensaste hacer. Hoy puedes ser generoso y hacer algo porque sí, por ver cómo sonríe el otro.

Siente todo el amor que te envuelve…
Siente todo el amor que vive en ti… y encuentra tu manera de expresarlo.
Hoy puedes darte la oportunidad de ser feliz, porque mereces ser feliz, es tu derecho divino, tu derecho de nacimiento. Pero una felicidad de verdad, no esa felicidad de “las cosas”, de tener la casa más grande, el coche más grande, el trabajo mejor remunerado. No, no… Hablamos de felicidad real, de sentir el corazón pleno de alegría, de ilusión. Y eso sólo puedes conseguirlo siendo tú mismo cada vez más, expresando tu esencia cada vez más.
Atrévete a ser quien verdaderamente eres, haz ese regalo a los demás y a ti mismo. Deja de esconderte, eres bell@...
Hazte el propósito de decirte cada día algo bonito. Cuando te levantes y cuando te acuestes acuérdate de decirte algo bonito, y si tienes un momento duro, con mayor razón, di algo bonito.
Porque el amor más necesario, el más importante, el que más feliz te va a hacer es tu propio amor, ese es el que realmente necesitas, tu propio amor, que reconozcas tu grandeza, toda la luz que hay en ti…


Bueno, amigos… Esperamos que logréis escucharos, amaros, respetaros y aceptaros, cada día un poquito más, para que seáis cada día un poquito más felices y construyáis cada día una humanidad mejor.

Sólo el amor transforma, enriquece, fortalece, por eso ámate a raudales, con toda la abundancia de la que seas capaz, con toda la generosidad. Nosotros os amamos así y estamos orgullosos de vosotros.
Sed felices y hasta pronto.


Maestros, Guías y Seres de Luz
a través de Pilar González