¡¡ NUEVO LIBRO YA DISPONIBLE !!

"Tu chispa creativa"



Queridos amigos, sois columnas de luz entre el cielo y la tierra. A través de vosotros la información del Universo y de Gaia se comunica. Sois los hijos de las estrellas y de La Tierra. Como las madres amamantan a sus bebés, así habéis sido vosotros amamantados por Gaia. Pero por fin habéis alcanzado vuestra juventud, estáis empezando a dejar atrás la adolescencia como raza, como colectivo. La Humanidad llega a su juventud, a una madurez joven, así que es hora del destete, es hora de que empecéis a integrar las enseñanzas de las estrellas. Por supuesto que Gaia os sigue sosteniendo, como toda madre sostiene a sus hijos a lo largo de toda la vida, pero ahora el papel del resto del entorno gana protagonismo porque estáis preparados para recibir toda esa información.

Vuestros cuerpos físicos necesitan algunas adaptaciones, y vuestros cuerpos energéticos, para poder conectar con mayor facilidad con este otro lado. Aunque os cueste creerlo, la situación de pandemia que vivís os ayuda a realizar esa transformación. Os ha obligado a parar, a mirar hacia adentro y a encontraros con vosotros mismos. Muchos de vosotros soléis buscar excusas para no hacerlo, os dejáis envolver por las tareas que os autoimponéis por el ritmo de una sociedad productiva.
La pandemia ha hecho frenar en seco… os ha obligado a mirar hacia adentro sí o sí, a reevaluar vuestros valores, incluso a desarrollar vuestra creatividad para encontrar nuevas formas de ocupar el tiempo y de relacionaros en casa. De repente no hay nada mejor que hacer que comunicarse con los demás. Además, la situación os hace valorar enorme a vuestro entorno familiar. No queréis sufrir pérdidas y os preocupa el bienestar de todos. Así que, como veis, también hay una cara amable de todo esto; se ha fortalecido la colaboración, la compasión, está sacando lo mejor de cada uno de vosotros.

Hoy queremos ayudaros a equilibrar vuestros cuerpos energéticos, a prepararos para el futuro cercano. Las energías del Universo cada vez van a tener mayor incidencia y actividad sobre La Tierra y eso va a afectar a vuestros cuerpos energéticos y, por supuesto, a vuestro cuerpo físico. Sentiréis cambios a nivel físico, mental, emocional y de conciencia. Porque os estáis reconectando a planos a los que hacía mucho tiempo que estabais dormidos. Eran planos cuyas frecuencias no erais capaces de percibir y ahora volveréis a hacerlo.

Vuestros guías se sitúan a vuestro lado para ayudaros a hacer este reequilibrado, a mejorar esta conexión. Hay muchos seres de luz ayudándoos en esto, colaborando para facilitaros esta transición. Sentid cómo sus corazones se conectan a los vuestros…
Ellos trabajan a nivel energético reparando vuestros campos…

Podéis hacer una afirmación:

“Me abro a la nueva energía del universo. Conecto a ella mi mente y mi corazón. Permito el desarrollo de mi intuición.”

Para realizar esto con mayor facilidad os hemos ido haciendo recomendaciones que os recordamos:

- Cuidad vuestra alimentación. Aumentad el consumo de frutas y verduras, de infusiones, y no sobrecarguéis vuestro sistema digestivo, comed de manera ligera.

- Hidrataos bien, preferentemente con agua o infusiones.

- Realizad ejercicio físico diario, al menos media hora.

- Dormid ocho horas diarias. Estableced una rutina para ir a dormir, haced cosas relajantes previamente: escuchar música, leer algo agradable, tomar una infusión relajante, hacer una pequeña meditación…

- Recordad que la mente también se alimenta y también hay que cuidar el alimento de la mente. Cuidad la energía de lo que veis y escucháis. Y tampoco sobrecarguéis el sistema; demasiada información os hará sentir mal.

- Guardad ratos diarios de introspección, aunque sean diez minutos, de diez minutos a media hora. Podéis utilizar meditaciones guiadas, o vuestro propio diálogo interno…

- La mente necesita relajarse y descansar. Podéis utilizar la música, la pintura…

- Vuestro cuerpo emocional necesita que observéis todas vuestras emociones, las reconozcáis y las aceptéis, todas, las positivas y las negativas. Si rechazáis o bloqueáis las emociones negativas crearéis bloqueos. Cuando algo os duele debéis reconocerlo, identificarlo y permitiros sentir ese dolor, evitando agarraros a él; el riesgo es quedaros atrapados en él. Hay que vivirlo, que sentirlo, que identificarlo y, después, dejarlo ir, porque las emociones son como un río, siempre en movimiento.

- Y, finalmente, vuestra conciencia necesita esos ratitos de meditación y también las artes que la nutren, desarrollar su creatividad. 


Así que una vez más os animamos a que os vayáis conociendo mejor a vosotros mismos, a que dejéis de hacer lo que creéis que tenéis que hacer o que se espera que hagáis, y empecéis a hacer lo que realmente sentís adecuado en cada momento. Reconoced vuestras necesidades a todos los niveles y permitíos cubrirlas, permitíos ser coherentes. Y sazonarlo todo con mucho humor y con mucho amor, porque son la sal de la vida.

Visualizaos ahora envueltos en una columna verde-esmeralda que os envuelve conectando con el centro del Universo y el centro de Gaia. Esa luz penetra todas vuestras células, todos vuestros átomos, nutriéndolos, recargándolos, regenerándolos… Sentíos como si flotarais en el mar, como si un mar cálido os meciera…
Podéis entregar a este mar todo el dolor, la ansiedad, el miedo, el cansancio. Simplemente dejaos flotar en él y sentid cómo todo eso se va escurriendo y diluyendo en este mar…

Vienen a visitaros vuestros hermanos cetáceos. Ellos custodian el mar. Podéis oír sus cantos, cantan para vosotros, para ayudaros a recuperar la armonía. Bailan a vuestro alrededor suavemente…
Juegan con vosotros, os dan toquecitos, porque están llenos de alegría. Os han acompañado en todo vuestro recorrido; les hace muy felices que por fin lleguemos a este punto de reconexión.
La Madre Ballena también canta para vosotros. Os da su bendición.


Queridos hermanos, hoy es un renacer. Imaginad que salís del mar, de este mar esmeralda, con fuerzas renovadas, con corazones renovados, con mentes renovadas. Atreveos a crear, a crear el mundo que deseáis, el mundo que sea coherente con vosotros, atreveos a romper esquemas, rutinas y tradiciones, atreveos a ser, de verdad, vosotros mismos, en cada momento, con autenticidad, con respeto y con amor. No se trata de ofender ni imponer nada a nadie, pero tampoco de dejarse secuestrar o anular.

Hoy puedes afirmar:

“Me permito ser mi verdadero yo, me permito ser coherente conmigo mismo, respetarme y amarme, y conectar con los demás desde ese amor y ese respeto, para poder crear juntos un mundo donde quepamos todos, lleno de diversidad, de colaboración, de creatividad.”

Un gran arcoíris os cubre como un manto. Dejad que sus colores os envuelvan y penetren en vosotros. Sentid el cosquilleo de su luz…
Este arcoíris activa vuestra chispa creativa. Permitíos crear vuestras propias aventuras, vuestro propio guión.

Bueno, amigos, es hora de despedirnos. Hasta muy pronto.
Dejad que la luz arcoíris cada día os envuelva y os inspire.
Atreveos a soñar.

Hasta pronto.



Maestros, Guías y Seres de Luz
a través de Pilar González