¡¡ NUEVO LIBRO YA DISPONIBLE !!

"Cuidando la energía"

CANALIZACIÓN 03-02-2020 (texto y audio)

    Nos reciben con un abrazo. Se alegran mucho de que estemos aquí reunidos; nos esperaban…

La nueva humanidad, la Nueva Tierra, está aquí. Es una realidad energética que poco a poco se materializará en vuestra dimensión.
Esta fase inicial puede resultar dura, como cualquier momento de crisis, de cambio, de transformación, porque supone la caída de los viejos paradigmas, patrones, sistemas… y los nuevos, aún no los percibiréis de manera clara en la mayoría de los casos. No tengáis miedo cuando veáis desmoronarse las cosas que conocéis, porque serán sustituidas por modelos mucho más beneficiosos, amorosos, armoniosos… para vosotros.



No dejéis que el miedo os invada. Encended la linterna de vuestro corazón cada día. Cada vez que escuchéis algo que os produzca miedo, malestar… id hacia adentro, a vuestra esencia, y quedaos ahí sintiendo vuestra paz y armonía interior. 

Os recomendamos que empecéis a instaurar, si no lo habéis hecho ya, rutinas que os ayuden a mantener vuestra energía en el nivel adecuado.
Igual que cuidáis vuestro cuerpo físico con higiene y con una adecuada alimentación y ejercicio, vuestro cuerpo mental, emocional y energético/espiritual o de conciencia también necesita cuidados:



- Para el cuerpo mental es recomendable evitar toda esa información tóxica que recibís a diario, evitar entrar en bucle en vuestra mente, en esas ideas circulares que os obsesionan y os descargan la energía. Para ello es bueno que mantengáis la mente activa de forma sana, con lecturas agradables o que amplíen vuestros conocimientos, o simplemente divertidas y ociosas. Podéis escuchar música o aprender a tocar un instrumento; colorear, dibujar, pintar… 

Y meditar. Diez o quince minutos diarios o varias veces al día os ayudarán a calmar la mente y todo lo demás. No es necesario dejar la mente en blanco. Os resultará más fácil si hacéis visualizaciones. Podéis dejar volar vuestra mente a un lugar agradable, cada uno el suyo; una playa, un bosque, una montaña, una pradera, una casa, cualquier lugar real o imaginado que os haga sentir protegidos y llenos de paz y bienestar, confortables… Y podéis imaginar en ese paisaje que realizáis cualquier actividad que os guste, o que conversáis con una persona, real o imaginaria, sobre un tema agradable o sobre un tema en el que tengáis curiosidad. O incluso podéis hablar con vosotros mismos, con vuestro cuerpo, con vuestros órganos, con vuestras emociones, intentar percibir sus respuestas… (sonríen por que saben que esto puede sonar muy raro para algunas personas)
Asumidlo como un reto, como una experiencia y… simplemente un día podéis intentar hablar con vuestro hígado, intentar visualizar qué color tiene, qué textura, si está feliz o no, si está sucio o limpio… Podéis enviarle amor, visualizarlo envuelto en luz dorada o verde esmeralda, o en el color que os surja… y preguntarle si necesita algo.
Intentad no hacer estas meditaciones desde el juicio, si no desde la apertura, desde el juego, y ver qué ocurre… Creemos que os sorprenderá y que posiblemente os gustará más de lo que creéis, y además tendrá una repercusión muy positiva en vuestra salud.



- Para el cuerpo emocional:

Evitad a las personas tóxicas y, si en un momento determinado no tenéis más remedio que compartir con una de ellas un tiempo, una conversación, intentad visualizar el niño o la niña interior que hay en esa persona; intentad ver qué necesita ese niño o esa niña interior, qué os está pidiendo a través de sus quejas o de los comentarios que exprese… 
Y envolvedlos, imaginad que los envolvéis en una esfera rosada, amorosa… Y a vosotros mismos también envolveos en esa esfera rosa, llena de ternura… Y no hace falta que entréis en su conversación o que les deis las respuestas que ellos desean; podéis permanecer callados o iniciar temas diferentes a los que ellos planteen, o simplemente hacer esta visualización y dejarles que hablen y se desahoguen, pero la energía les llegará, les ayudará a ellos y a vosotros.
Evitad de igual manera ver, escuchar o leer cosas que os generen ansiedad o miedo, y por el contrario buscad que vuestros sentidos disfruten de situaciones y elementos que les produzcan bienestar, belleza y disfrute. Podéis ver películas de humor, comedias… o documentales sobre temas interesantes para vosotros, culturales o científicos. Podéis quedar con amigos, viajar…



- Y finalmente… Vuestra alma, vuestro cuerpo espiritual o de la conciencia necesita también nutrirse; necesita que cada día os conectéis con vosotros mismos, con la Conciencia Universal, que agradezcáis cada día las cosas buenas que hay en vuestra vida, que intentéis percibir que no sois vuestra mente, porque si podéis escuchar a vuestra mente es que sois algo distinto de ella. Así es que intentad sentir esa esencia que sois, intentad sentiros conectados al Todo. Imaginad que os disolvéis en átomos y, como una nube de átomos, podéis viajar, fundiros con las nubes, con el sol, con el espacio, con el mar, con un pájaro, un halcón, un león… podéis fundiros con cualquier ser, con la madre Gaia… ¡Hay tanto que podéis experimentar…!

Si dedicáis ratitos de vuestro día a hacer estas cosas, estos pequeños ejercicios que no tienen por qué llevaros más de 10 o 15 minutos, notaréis un gran crecimiento personal, una gran paz y armonía, y una salud física fuerte.



Es el momento de escucharos a vosotros mismos, de intentar ser auténticos, dejar que caigan las máscaras, los personajes, y ser lo más coherentes que podáis con vosotros mismos. Eso a veces implicará dejar atrás personas, entornos, actividades… y es difícil para vosotros, pero tendréis grandes recompensas si decidís hacerlo. No queremos decir con esto que se trate de abandonarlo todo y empezar una vida nueva, pero sí aquellas cosas que os dañan, esas cosas que soportáis, que no disfrutáis, que os quitan energía. 

Tampoco se trata de hacer muchos cambios de un día para otro. Hacedlo despacito, a vuestro ritmo, cuando estéis seguros de cada cosa.
Y recordad que estamos con vosotros. Contad con nosotros. Pedidnos ayuda y os la daremos.



Ha sido un placer compartir con vosotros… tener este encuentro con vosotros. Esperamos que estos encuentros sean cada vez más frecuentes.




Hasta pronto.



Maestros, Guías y Seres de Luz
a través de Pilar González