"La ternura todo lo cura"


CANALIZACIÓN 03-nov-2021 (texto y audio)

"Sé tierno, muestra tus heridas, muestra tu dolor, muestra tus dificultades, pide ayuda. Porque si te abres, los demás se abrirán para ti..."  


Queridos amigos, bienvenidos un día más. Abrimos nuestros brazos para vosotros con amor, para envolveros tiernamente, con alegría y con gratitud por abrir este espacio, este momento, para que podamos conectar con vosotros de una manera mucho más explícita.


Os hacéis sutiles, para nosotros cada vez es mucho más fácil contactaros, que nuestros mensajes os lleguen con claridad, con fuerza. Casi podemos tocaros. Si estáis relajados y abiertos podréis sentirnos fácilmente.


El mundo tal cual lo conocéis comienza a tambalearse. Ya lleva tiempo haciéndolo, pero las estructuras van a empezar a caer de manera aparatosa. No os asustéis, es necesario que esto ocurra. Para poder construir lo nuevo, primero debe caer lo viejo, es una ley natural que se cumple en todos los niveles. Por eso hoy más que nunca, cada vez más, es importante primero que recordéis constantemente que sois almas viviendo esta experiencia terrestre, que sois seres eternos, poderosos, inmortales, que estáis más allá del tiempo y del espacio y que este pequeño personaje que interpretáis es sólo un medio de aprendizaje y experiencia, nada más.


Es importante que incorporéis en vuestro día a día el cuidado energético de vuestros cuerpos mental y emocional. Que hagáis esa higiene, como hacéis la higiene física, para manteneros en equilibrio, para limpiar todas las “impurezas” que os pueden “ensuciar” a lo largo del día. Es normal, es algo natural de la actividad, de la interacción de la dimensión en la que os movéis. Pero igual que al final del día vas a la ducha para limpiar tu cuerpo físico, puedes incluso aprovechar ese momento de ducha, para tomar conciencia también de tu cuerpo mental, emocional, espiritual, y visualizar cómo la ducha también los limpia, también arrastra lo que haya podido quedar bloqueado o densificado en ellos. Y después visualizar cómo el agua os recarga. Es como una ducha energética, no solo de agua física, que os recarga, que os nutre a todos los niveles, que os envuelve en luz dorada energizante y revitalizante. Y si no lo hacéis físicamente, podéis hacer la visualización de esta ducha energética.


Incluid momentos de relajación en vuestro día a día, de relajación consciente, de respiración profunda abdominal, de relajación de los músculos, de la mente, del corazón. Buscad esos espacios, no hace falta que sean largos, lo podéis hacer en 10 minutos, 15 minutos, media hora… pero es muy recomendable que lo incluyáis en vuestras rutinas. Escuchad música adecuada, música armoniosa, optimista, que os recargue de energía y que os eleve el ánimo. Tened mucho cuidado con lo que escucháis, con lo que veis, con lo que coméis. Todo es importante y todo nutre. Acordaos que sois mucho más que un cuerpo físico. Incluid en vuestros cuidados diarios todos los cuerpos, no sólo el físico, sino también el mental, emocional y espiritual porque es la manera de manteneros en equilibrio, de manteneros centrados y de manteneros felices y sanos en todas vuestras esferas.


Y acordaos también cada día de reír, de jugar, de divertiros, eso es tan importante, tan importante... Cread espacios en vuestra agenda para esto, buscad un espacio para la risa, para el juego, solos o en compañía, y para crear. Todos sois creadores, podéis hacer creaciones artísticas, pero también podéis hacer creaciones imaginativas, ¡usad vuestra imaginación! Cread mundos, soñad, porque es la manera de crear un mundo mejor, crear la posibilidad de un nuevo mundo. Visualizad cómo queréis que sean las cosas, como queréis que sea vuestra vida, cómo queréis ser vosotros, y sentidlo con esperanza, con ilusión, con alegría.


Y conectaos con los demás, abríos a ellos, cread proyectos juntos, colaborad porque juntos sois más fuertes y llegáis más lejos. Ayudaos unos a otros, eso es sumamente enriquecedor.


Permitid que vuestra energía femenina se desarrolle. Desarrollad vuestra ternura. Durante mucho tiempo os han enseñado a ser fuertes. A no mostrar vuestras heridas ni vuestras debilidades. Hoy os decimos: “Sé tierno, muestra tus heridas, muestra tu dolor, muestra tus dificultades, pide ayuda. Porque si te abres, los demás se abrirán para ti y verás qué parecidas son vuestras heridas, vuestros miedos, y podréis ayudaros a superarlos unos a otros. Acércate al otro y a ti mismo con amor y con ternura. La ternura lo cura todo.”


Las Hadas hoy te quieren invitar a incluirlas también en tu día a día, a incluir la magia en tu día a día. Hoy las Hadas te hacen su mayor regalo, extiende tus manos y recibe un saquito de polvo de hadas, es tuyo y es inagotable porque este saco se va recargando de manera automática, así es que siempre habrá polvo de hadas en él. Cuando tengas un mal momento, una mala situación, recuerda tu saco de polvo de hadas, introduce la mano y espolvoréate a ti mismo, esa situación, a otra persona... todo puede espolvorearse con polvo de hadas y seguro que ejercerá su magia, las cosas se volverán juguetonas, divertidas, encontrarán el lado divertido, alegre, porque cualquier problema, cualquier situación, con humor se resuelve mucho mejor; siempre que necesites desatascar algo utiliza el humor. Las Hadas te invitan a que dejes volar tu corazón y tu imaginación. Sueña ese mundo perfecto, esa vida , ese yo perfecto, pero no perfecto sin errores, sino perfectamente feliz, plenamente feliz. Un yo que se acepta totalmente.


Los Arcángeles también os saludan: el Arcángel Miguel, el Arcángel Metatrón, Rafael, Gabriel. Os piden confianza, “Confiad”, cuando tengáis miedo, pedidles a ellos confianza, que os ayuden a sentirla, a recuperarla. Ellos extenderán sus alas sobre vosotros y su energía os protegerá siempre, solo tenéis que invocarlos. No estáis solos, tenéis un ejército de Arcángeles con vosotros encantados de ayudaros. Solo tenéis que pedirlo y confiar.


Relajaos ahora, relajad cada músculo de vuestro cuerpo, dejad que las tensiones se marchen, si disuelvan, sentid cómo cada vez sois más ligeros y permitid que los médicos del cielo armonicen vuestros cuerpos energéticos, que los reajusten y reequilibren.


Gracias, queridos amigos, por vuestra visita. Esperamos que os sintáis renovados. Estamos a vuestra disposición siempre que lo necesitéis. Cuidaos mucho y sobre todo reíd mucho. 


Hasta pronto.



Maestros, guías y seres de luz 

a través de Pilar González