"Confía en tu corazón"


CANALIZACIÓN 02-sep-2021 (texto y audio)

"Vivir a corazón abierto puede asustar, puede doler, pero es vivir de verdad, vivir con plenitud. Y las cosas más mágicas también ocurren viviendo así."


Bienvenidos, amigos, es un placer teneros aquí una vez más o acudir a vuestra llamada. Para nosotros es como si pudiéramos hacer una llamada a través de una videocámara con vosotros. Nos encanta cuando suena ese timbre y podemos visualizaros tan claramente, tan cercanos.

Os agradecemos que hagáis estas llamadas y nos encanta que nos tengáis presentes en vuestro día a día y os pedimos por favor que lo hagáis, que solicitéis nuestra presencia, nuestra ayuda, que charléis con nosotros con normalidad de manera habitual, en vuestro día a día.


Es momento de renacer. En la cultura judío-cristiana sería el momento de “la resurrección de Cristo”, “la vuelta de El Mesías”. Solo que no es una vuelta de El Mesías como tal, si no dentro de cada uno de vosotros, una manifestación dentro de cada uno de vosotros, es la reconexión con vuestro Yo-Superior.

Muchas cosas van a cambiar de manera significativa en un futuro cercano, porque vuestras capacidades se van a potenciar más de lo que quizá podéis imaginar en este momento. Para muchos de vosotros dejaremos de ser invisibles o de estar en un plano “inaccesible”. Nuestra presencia os va a resultar mucho más clara y patente, porque vuestras capacidades se van a ampliar, vuestras capacidades perceptivas se están ampliando. Vuestros talentos van a resurgir, aparecerán en vosotros corrientes internas fuertes que manarán al exterior como una fuente. Abríos a ellas, no tengáis miedo. No tengáis miedo de vuestro potencial, de vuestra grandeza. Sabemos que vais a saber utilizar correctamente todo eso porque estáis preparados, tenéis la madurez adecuada, por eso se ha activado. Usadlo para vuestro bien y para el bien común, para colaborar y crear juntos aún más belleza.

Cada uno llevará su ritmo en este proceso, no os comparéis unos a otros, todo es adecuado y cada alma sabe cuándo y cómo manifestar sus dones, igual que cada árbol da sus frutos en el momento adecuado y no se compara con el de al lado, si no que escucha su propio ritmo y lo respeta. Vuestra alma, del mismo modo, sabe cuándo están listos vuestros dones y los recibiréis. Confiad en el proceso y abríos a él.


Os pedimos ahora que os visualicéis como grandes árboles luminosos, con profundas raíces que llegan hasta el núcleo de Gaia, hasta su corazón, y que se interconectan con otros árboles maravillosos que crecen a vuestro lado. Visualizad una gran columna de luz dorada que es vuestro tronco, que une La Tierra y El Cielo, y una copa maravillosa, majestuosa, que también se ramifica ampliamente hasta el corazón del Universo, hasta el Gran Sol Central.

Sentid cómo la energía fluye a través de vosotros entre El Cielo y La Tierra, cómo en vosotros se produce una alquimia entre ellos, un intercambio, y toda esa fuerza, ese potencial, esa luz, os impregna, os nutre.

Sois una gran red, estáis todos conectados unos a otros, a Gaia y al Universo, y la energía circula veloz entre vosotros. Visualizad cómo el Universo nutre a Gaia, y Gaia al Universo y a la vez a vosotros, porque todo es uno, un gran sistema de canales energéticos que se retroalimentan unos a otros.

Esa gran red está descargando nueva información. Como en los videojuegos cuando completas una pantalla y te descargan un nuevo avatar, pues así estáis descargando vosotros un nuevo avatar, sin cambiar de plano, desde éste. Puede resultar un poco incómodo, podéis sentir desajustes, pero tened paciencia, confiad en el proceso y visualizaos grandes, majestuosos, esplendorosos, porque es lo que realmente sois, cada vez más. Siempre lo habéis sido, pero ahora vais a tener más conciencia de ello.

Y a la vez visualizad a Gaia, cada vez más verde, cada vez más limpia, cada vez más fuerte, cada vez más viva. Agradeced en vuestros corazones la colaboración de vuestros reinos hermanos, del reino animal, del reino vegetal, del reino mineral, que os apoyan con toda su luz, con toda su fuerza; los pueblos intraterrenos, que colaboran con ahínco con vosotros; agradeced a las hadas, a los elfos y a tantos otros seres que os sostienen energéticamente y en otros sentidos también. Agradeced a vuestros ancestros, que caminaron lo mejor que supieron y que os han ayudado a ser quienes sois, con sus errores, con sus aprendizajes y también con sus dones.


Concedeos tiempo, espacio, para acallar vuestra mente, vuestro corazón. No queremos decir con esto que intentéis controlarlos y silenciarlos, sino que los escuchéis, que escuchéis vuestros diálogos internos, vuestras necesidades del corazón. Observad vuestro pensamiento, vuestras emociones, con honestidad, con sinceridad, para poder tener un mayor conocimiento de vosotros mismos y una mayor aceptación.

A veces una herida sólo necesita ser reconocida para empezar a curarse, a veces un miedo sólo necesita ser reconocido para empezar a disolverse. Sentíos a vosotros mismos, escuchaos. A lo largo del día buscad momentos, aunque sean breves pero, pequeños momentos para eso, para ver qué hay dentro de vosotros. Y, sobre todo, cuando algo os incomode paraos a ver qué hay ahí, sin miedo, desde la neutralidad, sin juzgaros.

Es hora de abandonar los personajes y dejar que vuestra esencia aflore. No os aferréis a esa imagen mental que os habéis creado vosotros de mismos. Id a vuestro corazón y dejad que os cuente quién sois realmente.

Vivir a corazón abierto puede asustar, puede doler, pero es vivir de verdad, vivir con plenitud. Y las cosas más mágicas también ocurren viviendo así. Las mayores alegrías y los milagros ocurren viviendo así, a corazón abierto.

No tengáis miedo, porque sólo vais hacia vosotros mismos.


Desde aquí os sostenemos con amor, sentid cómo os envuelve. Estáis a salvo. No temáis a la verdad de vuestro ser, os hará disfrutar en plenitud.

No tendría sentido que las mariposas tuvieran miedo a volar. Vosotros también tenéis alas, no tengáis miedo a volar, confiad en ellas. Si la mariposa se aferrase a su imagen de oruga nunca se convertiría en mariposa. Soltad vuestros personajes y extended vuestras alas. Nosotros os acompañamos en ese vuelo, con todo nuestro amor.


Confía, confía en tu corazón, confía en tu corazón, y para que lo recuerdes bien, CONFÍA EN TU CORAZÓN.


Hasta pronto, amigos, siempre estamos con vosotros, ya lo sabéis.



Maestros, guías y seres de luz 

a través de Pilar González