¡¡ NUEVO LIBRO YA DISPONIBLE !!

"Sois puro amor"

 

CANALIZACIÓN 05-ago-2020 (texto y audio)


Bienvenido hermanos, soy la Madre María.

Estoy acompañada por multitud de Seres de Luz, especialmente orientados hacia su energía femenina en este momento. Salís de una fase de predominio de la energía masculina y entramos en una fase de compensación, donde la energía femenina irá creciendo progresivamente hasta equilibrarse con la masculina. Se trata de encontrar un equilibrio, no de anular ninguna de las dos. Ambas son importantes y se complementan. 

Recordad que en cada uno de vosotros existen las dos energías. Da igual que seáis hombres o mujeres en vuestro aspecto físico; más allá de ese cuerpo físico, todos contáis con una energía femenina y una energía masculina, y os animamos a realizar un trabajo de equilibrado de ambas energías en vosotros para ayudar así al planeta y a todo el Universo a realizar ese equilibrio. Recordad que la manera de que se producen cambios globales es comenzando por los cambios internos, individuales; y esa es vuestra verdadera responsabilidad, el encontrar cada uno de vosotros ese equilibrio de energías en vosotros mismos. 

Para ello os animamos a observar primero dónde estáis, si más propensos hacia una energía masculina o hacia una energía femenina. Observad vuestra manera de actuar, vuestra manera de responder, vuestros miedos, vuestros deseos… porque vuestros deseos os están hablando también de qué os “falta”; porque todo está en vosotros, pero no lo habéis cultivado o lo habéis “olvidado”.

Ambas energías son importantes porque os completan y os llevan a la plenitud y a la armonía. Tan importante es desarrollar la delicadeza, la ternura, la creatividad o la intuición de la energía femenina, como desarrollar la autoestima, el enraizamiento, la acción, la capacidad de desarrollar, de poner en activo, de materializar, de la energía masculina. 

Os animamos en estos días a observar vosotros mismos dónde estáis situados para que después intentéis centraros. Intentad desarrollar la energía que encontréis que está más descompensada en vosotros, menos desarrollada.

En general, en el recorrido que traéis y que ha hecho la humanidad como colectivo, en general, la energía femenina ha estado menos desarrollada, porque se consideraba más vulnerable, más frágil; y eso os preocupaba, os hacía sentiros indefensos. Así que, en general, es posible que encontréis que tenéis más desarrollada la energía masculina, la energía más defensiva, más controladora. Digamos que ese sería el extremo de la energía masculina, porque cuando está equilibrada no se comportaría de ese modo. 

No tengáis miedo a bajar esas barreras, esas defensas, a sentiros vulnerables. Permitiros vivir vuestras emociones, expresarlas. Eso es algo que habéis limitado durante mucho tiempo.

Os haría mucho bien observar qué sentís, cuándo, cómo, y permitíos sentirlo, reconocerlo, aceptarlo, para poder transcenderlo.

Intentad expresar con sinceridad lo que sentís, sin ajustaros a modelos, a lo que creéis que esperan los demás. Porque os mantenéis encarcelados por el “qué dirán” y en el fondo todos tenéis la misma necesidad de quitar por fin el personaje y dejar salir a la luz vuestra verdadera esencia. Así que permitíroslo  y eso animará también a los demás a permitírselo. En la medida en que os liberáis vosotros mismos, ayudáis a liberarse a los demás. 

Y abrazad una vez a vuestro niño, a vuestra niña interior. Preguntadle cómo se siente, qué temores siente, qué ilusiones tiene, y acompañadle, dadle la mano y decidle que siempre vais a estar ahí. Apoyándole en todo. Que no tiene que tener todas las respuestas. Que está bien tener dudas, es natural. Y hay que explorar esas dudas y equivocarse a veces, para encontrar las respuestas. Y todo eso es bueno. 

Queremos ahora que os sentéis en círculo, que sintáis cómo estáis acompañados por miles de almas en este momento, en muchos círculos concéntricos, y vuestros Guías y Seres de Luz os envuelven, así como el Maestro Jeshua, la Madre María, María Magdalena y otras muchas figuras de Luz, femeninas y masculinas, os envuelven... Conectan su corazón al vuestro a través de un cordón rosado y os envían todo su amor, toda su energía, para recargaros, para que recordéis que sois esto, puro amor. 

Podéis afirmar:

“Me permito ser puro amor. Estoy a salvo en el amor. Amo cada una de mis células, cada uno de mis órganos. Permito que mi pensamiento se impregne de amor, de confianza, de alegría. Permito que mi corazón se expanda. Visualizo una gran esfera rosada y blanca girando cada vez más rápido en mi corazón, esa esfera va creciendo, creciendo en intensidad, en volumen, hasta envolver todo mi cuerpo, y sigue creciendo y envuelve mi casa, toda mi familia, mi ciudad, mi país, toda la Tierra… y sigue creciendo hasta unirse con el Cosmos; y me siento ligera, flotando en ese amor, en esa inocencia, en esa dulzura.”

Poco a poco volved a transformar esa nube amorosa que flota en el cosmos, en que te has convertido, visualízala con una forma humana y siente cómo vuelve a introducirse en tu cuerpo como un guante, cómo impregna todo tu cuerpo de amor, cómo puedes seguir respirando amor porque estás sumergid@ en la energía Divina, que es puro amor.

Te animamos a poner tu atención en el amor, a cada vez hacer más cosas con amor: a hablar con amor, a escuchar con amor, a cocinar con amor, a lavar con amor, a caminar con amor; hagas lo que hagas, ponle amor y todo se multiplicará, y te sentirás mucho más pleno. Y cuando lo necesites vuelve a transformarte en esa nube amorosa que flota en el cosmos rodeada de amor.

Nos despedimos con todo nuestro amor. Hasta pronto.


                   La Madre María y otros seres de luz a través de Pilar González