“Cuando tu brillas, brillamos todos”

CANALIZACIÓN EN GRUPO 01-mayo-2023 (texto y audio)

«Sed vosotros mismos, brillad, cantad y disfrutad»...

-   Queridos amigos, bienvenidos un día más, es siempre una alegría para nosotros recibiros, que abráis este espacio para hacernos presentes, más presentes.

Os felicitamos porque sois el futuro. Ese futuro que tanto ha deseado La Humanidad ha llegado, estáis aquí. El futuro ya es presente. Esa humanidad conectada, consciente, esa humanidad que La Humanidad lleva soñando tanto tiempo, por fin ha llegado. Y os agradecemos que lo hayáis hecho posible. Sabemos cuánto os habéis esforzado, cuanto habéis trabajado, cuánto trabajáis. Hoy queremos celebrarlo. Queremos que volváis a sentir la alegría en vuestro corazón, que volváis a sentir nacer esa fuente dentro de vosotros.

Sabéis y sabemos que queda camino por recorrer, sólo es un comienzo, pero energéticamente está todo hecho y se irá plasmando poco a poco en vuestra dimensión.


-   Amados hermanos en la luz, en la alegría y en el corazón, soy vuestro hermano el Arcángel Gabriel. Hoy estoy aquí junto a vosotros para daros un mensaje, una buena nueva: Estáis preparados para expresar el ser multidimensional que sois. Hoy se abren las gargantas igual que se han abierto los corazones. Las cuerdas vocales manifiestan el ser divino que sois. Cantad, cantad, cantad. Maravillaos de los sonidos que hay a vuestro alrededor, del canto de los pájaros que expresan a Dios mismo cada mañana, cada atardecer. Hoy están con nosotros y se manifiestan las mascotas que tenéis en vuestras casas. Las mascotas que se marcharon y que os dieron tanto amor y tanta luz están hoy aquí conmigo, vibrando, mostrando su luz, su cántico según el animal que han expresado en la Tierra. Hoy se unen junto a vosotros y os piden que vosotros también le aulléis a la luna, le aulléis al sol, al día y a la noche.

Amados hermanos, cantad y alegraos, alegraos de que hoy es el mañana que tanto anhelabais. Hoy se expresa el Dios que todo lo envuelve y que todo lo crea, se expresa en vuestras gargantas. Sentid cómo esa energía llega a vuestra garganta, a vuestras cuerdas vocales. Dejad que esta energía transforme todo este punto energético de vuestros cuerpos. Ved cómo danza esa energía, cómo se limpia todo lo que no está acorde con la nueva energía de la madre Tierra.

Observad los mensajes que os mandáis a vosotros mismos, cómo os habláis. Observad la palabra que emite vuestra garganta y vuestras cuerdas vocales, si son afines a la nueva energía de la Tierra, si son amables o son despectivas hacia vosotros. Observad las palabras que le dais al otro, los mensajes que llevan esas palabras. Las palabras pueden reparar o causar un daño letal en la otra persona. Es tan importante la palabra, amados, y a veces estáis tan bloqueados, vuestra garganta está tan bloqueada, que sólo sale energía dañina hacia vosotros y hacia los demás. Vosotros podéis reparar eso. Yo estoy con vosotros, amados, yo os ayudo. Abrid vuestra garganta. Expresad palabras conscientes, bellas, armoniosas, lindas y bellas para el otro y para ti. Cuánta belleza en cada sonido que emite la madre Tierra: los sonidos de la erupción de un volcán, los sonidos de una tormenta, el sonido del chispazo de un rayo, el sonido de la brisa fresca, el sonido de las gotas de lluvia. Todo tiene su sonido, todo tiene su información. Captad esa emanación que tiene cada sonido. Abríos a recibir. Emanad vuestra naturaleza. Hoy es el día, amados, de expresar el Dios que sois.


-   Visualízate como una gran columna de luz que se conecta al centro del Universo y al centro de la Tierra y siente cómo esas dos energías te nutren y se unen en tu corazón. Deja que esas energías te renueven. Siente cómo todo tu cuerpo vibra y se llena de luz y de savia de la madre Tierra.

Y ahora siente, visualiza, imagina cómo una gran luz, una gran estrella del firmamento empieza a acercarse a ti. Está cada vez más cerca y de repente se queda parada ante ti. Puede que tenga cara, puede que no, puede que tenga forma humana, puede que no, pero es una luz intensa, cálida, maravillosa, brillante, absolutamente deslumbrante, pero en el sentido de impactante. No puedes dejar de mirarla porque te magnetiza, te enamora. Y esa luz se instala en ti, se une a tu corazón. Sientes cómo llena cada átomo, cada célula de tu cuerpo, cómo te envuelve como un gran abrazo. Esa estrella eres tú. Es tu Yo Superior que viene a actualizarte. Permítete ser lo que eres. Permite que esa información se descargue en tu ADN. Permite que te convierta en tu mejor versión. 


-   Y exprésalo, es momento de expresar quién eres realmente. Te proponemos que pongas una mano en el corazón, en el pecho, sintiendo esa energía esencial que eres, ese Yo Superior, ese alma, y otra mano en tu garganta, para que tomes consciencia de que esa vibración maravillosa que emite tu garganta cuando te expresas (así os estábamos animando antes a que cantaseis, a que os expresaseis), que esa energía se alinee con tu corazón, que esa expresión que sale de tu garganta  venga alineada con la energía de tu corazón. Puedes hacer incluso unos segundos, o minutos si así lo quieres, de sentir esa vibración en tu pecho y en tu garganta y ponerle la intención para que sea como una energía toroidal que va y viene y se retroalimenta; tu expresión con tu verdadero ser esencial. Y puedes emitir sonidos y así sentirlo, cómo vibra tu pecho y tu garganta en perfecta armonía.


-   Recuerda que eres parte del Universo, igual que un átomo es parte de ti, igual que una célula es parte de ti. Y cada célula es importante porque todas tienen que estar sanas para que tú tengas salud. Pues de igual forma tú eres importante para el Universo y todo el Universo está en ti, la fuerza del Universo está en ti. Así es que no te sientas pequeño; cuando quieras expresarte encuentra el coraje para hacerlo conectándote al todo, sintiendo la fuerza del Universo en ti. Cuando tu brillas, brillamos todos.

Os dejamos sin dejaros. Sed vosotros mismos, brillad, cantad y disfrutad. Hasta pronto amigos. Nuestros corazones son Uno.



MAESTROS, GUÍAS Y SERES DE LUZ

a través de Pilar González,

Beatriz Laguna (3:29) y 

Pedro Filoso (13:38).